María Pina potencia la inclusión con su imagen corporativa

           La inclusión de la diversidad como marca corporativa. Esa ha sido la clave de la renovación experimentada por María Pina y sus proyectos, con la presentación de su nuevo cuño. A las presentaciones del Campus de Baloncesto ‘María Pina’ que se celebrará en Genovés los próximos 27, 28 y 29 de diciembre y el torneo 3x3x3 solidario con 3 sedes distintas que se jugará en Genovés, Benetússer y Alfara del Patriarca el 28 de diciembre, se suma, ahora, la renovación de su marca personal, con la presentación de un nuevo logo e identidad visual tanto en sus redes sociales como en su página web. Un ejemplo más de calidad de la educación deportiva por la que la deportista valenciana ha apostado desde sus inicios.

            La propia deportista asegura que esta nueva identidad corporativa satisface y representa todos los valores que ella defiende cada segundo de su vida: “Cuando intenté crear la nueva marca se me vinieron a la cabeza las historias de todos los niños y niñas que han pasado por mis manos. Sus sonrisas, su cara de emoción y de admiración. Se me vinieron a la cabeza sus abrazos y los guiños de los padres y madres de confianza hacia mí. Esa magia es lo que me hace querer ser mejor cada día para ellos. De esta mejora, y después de mucho trabajo, nació esta nueva imagen”.

Con tipografías más redondas que las del anterior logo y la puesta en escena de las iniciales de María Pina, incluidas en forma de efecto óptico con un balón de baloncesto, se da una gran importancia, en un primer barrido visual a la inclusión (valor más importante dentro de los principios del proyecto María Pina), además, se pretende dar una imagen de juventud, alegría y frescura, algo que también se persigue con la utilización de tres colores distintos dentro de la arquitectura de marca. Primero, el azul, dentro de la parcela de ‘Talks’, cobrando así importancia el trabajo y el trato cercano con cada jugador y jugadora, tanto dentro de la pista como en los entrenamientos, en casa o en el colegio. Un color que representará el proceso de formación y las continuas charlas que se mantendrán tanto con los jugadores y jugadores como con sus familias para hacer de su día a día un constante crecimiento y aprendizaje.

También se ha utilizado el rojo en la parcela ‘I am’, representando los valores de deportividad y todos los sueños que los jugadores y jugadoras tratan de perseguir en el campus y el amarillo para la parcela de ‘Soul Basket’, tan importante dentro de la filosofía María Pina. El proyecto Soul Basket consistirá en el trabajo de inclusión de personas dentro de la sociedad contemporánea utilizando el baloncesto y el deporte como medio de vida. Un proyecto, que como bien indica su nombre y muchas veces ha recalcado Pina, “llena el alma”. Así pues, la propia baloncestista ya ha llevado a cabo proyectos de esta índole durante los últimos años, colaborando con la asociación Aspromivise de Xàtiva, para personas con capacidades diversas, o el propio torneo solidario 3×3 del próximo 28 de diciembre, cuyos beneficios irán para esta causa. Combinación de colores, por cierto, en esta arquitectura de marca que representan los orígenes de Pina y su bandera, la de la Comunitat Valenciana. Colores, además, que siempre ha tenido presente pese a los kilómetros que muchas veces durante su carrera le han separado de casa.

 En este mismo sector, el de la inclusión, el detalle de la tipografía es muy significativo. La marca María Pina ya ha recorrido 10 años siendo referencia en educación deportiva e inclusiva y, por ello, esta renovación pretende reforzar estos valores capitales dentro del Campus y todas las actividades que se van a llevar a cabo. Por ello, cada palo de la letra ‘M’ es totalmente diferente: para marcar que cada niño y niña, con todas sus diferencias, tiene cabida dentro del proyecto María Pina.

Estos logos se han adaptado a las necesidades de los nuevos tiempos, con la intención de que sean utilizados en todos los soportes digitales, así como en productos de merchandising como gorras, sudaderas, camisetas y demás objetos de utilidad para el día a día. María Pina ha destacado que este cambio supone una nueva línea en su trabajo: “Es una muestra más de que estamos en constante movimiento para formar a nuestros jugadores y jugadoras y para hacer de nuestro entorno un lugar mucho mejor, en el que todos y todas tengamos cabida. El logo es un reflejo de mi personalidad. Dinamismo, atrevimiento e inclusión. Es la primera piedra de toque de muchos cambios que vendrán dentro de nuestra continua evolución”, además, añade: “Esto es la Marca María Pina: valores, educación deportiva, amor, baloncesto, calidad e inclusión y no vamos a parar hasta conseguir que esos niños y niñas tengan el mejor lugar para crecer y creer en ellos mismos. Yo me sentiré la persona más afortunada del mundo en poder acompañarlos”.

Inicio

Inicio

Sobre

Sobre

Noticias

Noticias

Campus
Genovés

Campus
Genovés

Campus
Alfara del patriarca

Campus
Alfara del patriarca

RRSS

RRSS

CONTACTO

CONTACTO