Cuando todo empezó a tomar forma, etiquetaron aquello de la Generación del 87 que vinculó mi nombre a personas tan bonitas como Silvia Domínguez, Laura Gimeno, Patricia Arguello… Nada me pudo hacer más feliz. De la sintonía personal vino el éxito deportivo.

Trayectoria

Primero llegó la enseñanza de las derrotas. No conseguimos el oro en varios torneos porque nos enfrentamos a selecciones de nivel excelso como la Francia de Yacoubou y Gruda;la Bielorrusia de Verameyenka; la Turquía de Caglar o la Serbia de Knezevic.

En el Europeo U16 de Turquía 2003 llegamos a semifinales pero nos venció Bielorrusia por resultar muy superior en el juego exterior. Sin embargo, en el Europeo U18 dimos un paso más y jugamos la gran final ante Serbia y Montenegro, contra un equipo de enorme talento con Knezevic, Petrovic o Milutinovic.

Nos colgamos el oro en el final de nuestra etapa de formación, en el Europeo U20 de Bulgaria 2007. Lo máximo. Con la camiseta de mi país. Algo indescriptible. Y encima (gracias siempre a mis compañeras), tuve la suerte de acabar como la máxima anotadora de ese campeonato que significó llegar a lo más alto de Europa con una generación que carecía de centímetros, pero a la que le sobraba competitividad. Por entonces, conseguí situarme en unos números de unos 10 puntos, 6 rebotes y 1 asistencia por partido.

Antes del oro U20, ya tuve la suerte de debutar con la selección sénior, entrando entre las doce elegidas por Domingo Díaz para el Mundial de Brasil 2006. Tras aquella experiencia, volví a la Roja para disputar varios torneos amistosos y estuve en el Europeo de Polonia de 2011. Después, confiaron en mí para los preeuropeos de Francia 2013 y República Checa de 2017.

palmarés

Liga Femenina

2012/13

Copa de la Reina

2013/14 · 2015/16

Supercopa de España

2012 · 2013

Eurocopa de Baloncesto Femenino

2019

Llegó mi gran oportunidad con el Europeo de Letonia y Serbia de 2019. En Belgrado, 86-66 en la final tras un torneo para enmarcar. Victoria sin paliativos ante Francia. La selección femenina de baloncesto se proclamaba campeona de Europa por cuarta vez en su historia, con la tercera corona en los últimos cuatro continentales que confirmaban un equipo de leyenda. 

Actitud, agresividad, defensa, carácter, competitividad, madurez, lectura del juego. A las órdenes de Lucas Mondelo, jugadoras (y amigas) para la Historia como Tamara Abalde, Queralt Casas, Anna Cruz, Silvia Domínguez, Laura Gil, Astou Ndour, Laura Nicholls, Cristina Ouviña, Laia Palau, Andrea Vilaró y Marta Xargay. Disputé 6 partidos.

En total, con España, en 41 internacionalidades, me he ido a los 100 puntos, con 2’4 de media; 35 rebotes (0’9 de media) y 13 asistencias (0’3).

El baloncesto me describe como persona. Es para mí una manera de ser. Mi forma de interpretar la realidad, de ver el mundo. En la cancha me siento en casa. Y lo hago, siempre, desde el convencimiento de que lo mejor llega con el juego en equipo, la disciplina de trabajo, el carácter y la convicción, la lucha por los objetivos, el crecimiento constante y la adaptación a las nuevas circunstancias.

El baloncesto es maravilloso.

Son muchos años ya en esto del baloncesto. Más de 400 partidos en equipos diversos cuyas camisetas he tenido el honor de vestir desde aquel Segle XXI, pasando por Estudiantes, Rivas Futurabar, San José, Real Club Celta, Zaragoza, Perfumerías Avenida, Conquero, UF Angers Basket 49 en Francia, Bizkaia y Valencia Basket.

Rodearme de tan magnífica gente me permitió ganar una Liga Femenina, dos Copas de la Reina y una Supercopa de España, además de vivir múltiples alegrías y conocer a personas que siempre tendrán un espacio en mi corazón.

Más de cuatro centenares de enfrentamientos en los que he logrado una buena media de puntos, rebotes, asistencias y valoración por partido. Estoy muy orgullosa, como no podría ser de otra forma. Muchos años en la élite. Un sueño para mí.

En Valencia he logrado un nivel magnífico con un equipo en plena proyección. En mi primer año como “taronja” acabé como la máxima anotadora y la que mejor valoración obtuvo entre las jugadoras nacionales.